La Toxina Botulínica o Botox es una sustancia que afecta al movimiento del músculo sobre el que se aplica, paralizándolo o disminuyéndolo. Con la aplicación de Botox para tratamiento de arrugas, logramos relajar temporalmente los músculos faciales previniendo la formación de arrugas, eliminando o suavizando las que ya existen.

 

¿CUÁNDO SE UTILIZAN?

Es un tratamiento estético para corregir arrugas de expresión o dinámicas, las cuales se forman por movimientos o gestos de los músculos de la cara. Las zonas más habituales son el entrecejo y las patas de gallo.

 

¿EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO?

Tras realizar un examen ocular exhaustivo y de la zona objeto del tratamiento, el Dr. Quijada inyecta la toxina botulínica en pequeñas cantidades en los músculos a tratar, con el fin de obtener el resultado deseado.

 

POST OPERATORIO

En Quijada | Medicina Ocular recomendamos:

  • Permanecer en posición vertical al menos 4 horas tras el procedimiento.
  • Durante las 24H siguientes no se recomienda realizar ejercicio físico, o masajear la zona tratada.
  • Evitar la exposición a sol y rayos UVA.

 

RESULTADOS

Pueden verse pasados 4 días tras el tratamiento, y tienen una duración aproximada de unos 6 meses. Pasados los 6 meses se debe repetir el tratamiento para volver a corregir la zona.