En ocasiones sentimos la necesidad de mejorar nuestro aspecto para sentirnos mejor con nosotros mismos. Las causas pueden ser meramente estéticas, debido al envejecimiento, o bien por defectos congénitos o derivados de traumatismos u otras patologías. En estos casos, la cirugía estética ocular es una alternativa.

La cirugía estética ocular y orbitaria para tratar patologías y defectos estéticos o funcionales relacionados con las órbitas oculares, los párpados y las vías lagrimales, así como de la parte media y superior del rostro.

La zona ocular es una parte importante y delicada de nuestro rostro, por lo que se requiere que la zona sea tratada por un profesional médico cualificado.

 

CUÁNDO SE UTILIZA

La cirugía estética ocular, gracias a los avances de la tecnología, puede corregir defectos estéticos como:

  • Exceso de grasa en los párpados, las antiestéticas “bolsas”.
  • Corrección de ojeras y arrugas perioculares (las llamadas “patas de gallo”).
  • Blefarochalasis.Corrección de la parte superior del párpado o
  • Párpados caídos o Ptosis.
  • Caída de la ceja y su corrección o ptosis de la ceja.

 

TRATAMIENTO

En función del defecto a corregir existen diversas técnicas quirúrgicas o tratamientos que podemos aplicar.

Los tratamientos quirúrgicos más habituales incluyen la:

  • La blefaroplastia palpebral superior e inferior.
  • La blefaroplastia palpebral inferior transconjuntival.
  • El plegamiento tarsal.
  • La redistribución grasa.
  • La cirugía de la ptosis de la ceja.

También destacamos tratamientos ambulatorios con sorprendentes resultados como:

  • Inyecciones de Botox (Toxina Botulínica).
  • Inyecciones de ácido hialurónico.

 

RESULTADOS

Los resultados a nivel estético suelen ser sorprendentes, rápidos y dependiendo de la patología y el tratamiento, serán definitivos o temporales.