Ectropión es una patología del párpado producida cuando el borde de uno de ellos (generalmente, el inferior) revierte o se tuerce hacia fuera.

A diferencia del entropión, no hay contacto con la superficie de la córnea. Así, una porción de la conjuntiva del párpado queda descubierta, pudiendo provocar molestias y cierto trastorno estético.

No obstante, pueden generarse infecciones que pueden llegar a ser crónicas, como es el caso de las conjuntivitis. Además, se trata de una patología asociada al envejecimiento de los tejidos, que se debilitan y pierden tensión. En este caso se habla de ectropión involutivo. Otros tipos de ectropión son el cicatricial y el paralítico.

 

CUÁNDO SE UTILIZA

El principal motivo suele ser la relajación de los tejidos debido al envejecimiento, aunque también pueden aparecer como resultado de una parálisis del nervio facial, traumatismos, cicatrices o cirugías.

 

SÍNTOMAS

Los síntomas más frecuentes son, lagrimeo y sensación de cuerpo extraño. También es posible que se de irritación ocular, sequedad y enrojecimiento, tanto del borde del párpado como de la esclerótica (parte blanca del globo ocular).

 

EN QUÉ CONSISTE EL PROCEDIMIENTO

La patología requiere intervención quirúrgica, aunque en función de la causa que la provoca se define el procedimiento. Por ello, detectar la causa es clave para definir el procedimiento quirúrgico a realizar para su corrección.

Entre algunos de los procedimientos para la corrección quirúrgica del Ectropión, nos encontramos con:

 

POST OPERATORIO

Suelen haber algunas molestias en los días posteriores tras la intervención, aunque en la mayoría de los casos, son inferiores a las causadas por el propio Ectropión.

 

Si ve que su visión empeora, siente dolor o sensibilidad a la luz o su ojo ha enrojecido rápidamente, es importante que acuda a un oftalmólogo inmediatamente.

En Quijada | Medicina Ocular le atenderemos encantados en el 963 218 141 o en nuestro número de teléfono de urgencias, 696 449 440.