Sara Jiménez Argudo, de 37 años, nos cuenta que antes de corregir su visión, veía bastante mal. Con las lentillas podía llevar a cabo algunas actividades como leer, conducir y realizar sus deportes favoritos. Pero el uso continuado de las lentes de contacto llegaba a causare problemas, sobre todo cuando las llevaba durante largos periodos de tiempo. Tuvo que sustituir las lentillas por las gafas. Fue entonces cuando Sara fue consciente de que necesitaba una solución inmediata y definitiva para sus ojos: «Entendí que mi calidad de vida había empeorado, así que me decidí», afirma Sara. Acudió a Quijada | Medicina Ocular para operarse mediante ReLEx smile: «Fui a Quijada porque me lo recomendó una oftalmóloga que, para mi, es una importante referencia», explica Sara. Sara nos cuenta que su experiencia durante el procedimiento fue muy agradable, que en todo momento estuvo informada y que el equipo le resolvió todas sus dudas, por lo que se sintió muy bien durante la operación. Y lo mejor, según Sara, fue el resultado; ahora ve mucho mejor. Después de haber pasado por el postoperatorio, en el que tuvo alguna leve molestia, Sara puede realizar cualquier actividad en la que antes era totalmente dependiente de las lentillas.