La Facoemulficación es parte del tratamiento quirúgico para eliminar cataratas.

La Facoemulsificación permite eliminar las cataratas mediante su fragmentación a través de ultrasonidos. Mediante una pequeña incisión se fragmenta la catarata y se extraen los fragmentos.

Normalmente, tras la extracción de la catarata se implanta una lente intraocular para sustituir a la lente natural, y así corregir defectos refractivos existentes (miopía, hipermetropía, astigmatismo).

La intervención se realiza mediante anestesia tópica (gotas) o local y suele durar unos 10 minutos. Tras la misma el paciente puede volver a casa.

 

CUÁNDO SE UTILIZA

La facoemulsificación se utiliza para eliminar las cataratas. En el momento en que las cataratas limitan las actividades cotidianas es cuando se indica la cirugía para eliminarlas.

 

POST OPERATORIO

Únicamente en el caso de que se haya administrado anestesia en la zona perimetral de ojo, puede que éste tenga que permanecer cubierto un tiempo.

Tras la intervención se puede hacer vida normal. No obstante, en Quijada | Medicina Ocular recomendamos no realizar movimientos bruscos los primeros días y emplear gafas de sol para salir a la calle.

 

PROCEDIMIENTOS COMPLEMENTARIOS

En ocasiones, la Facoemulsificación para eliminar cataratas se acompaña con la implantación de lentes intraoculares para corregir los posibles defectos refractivos existentes como miopía, hipermetropía y astigmatismo.