Verónica Zorrilla Gago, de 28 años, sufría miopía y por ello dependía de las gafas para realizar cualquier actividad en la que tuviera que ver bien de lejos. Sobre todo no podía practicar su hobby favorito, el surf. También le resultaba difícil conducir. A Verónica se le corrigió su miopía mediante la tecnología ReLEx smile. Ahora, Verónica puede llevar a cabo todas aquellas actividades que antes le resultaban imposibles de practicar sin ayuda de las gafas. «Yo quería ver bien al 100% sin depender de las gafas. Me recomendaron Quijada | Medicina Ocular y finalmente acudí a la clínica. Lo mejor del procedimiento es que no sentí nada y estuve relajada, incluso hasta en el postoperatorio en el que no tuve ningún problema», cuenta Verónica Zorrilla.