La Retinopatía diabética es la enfermedad vascular más frecuente de la retina. Se produce cuando hay alteraciones en los vasos sanguíneos de la retina a causa de sostenidos niveles elevados de glucemia.

Los síntomas de la patología no son notorios hasta bien avanzada la misma, por lo que la retinopatía diabética no suele detectarse en las primeras etapas de la enfermedad.

Por ello, es recomendable que las personas que padecen diabetes lleven un control estricto de su salud ocular, pues la retinopatía diabética puede llegar a causar una pérdida de visión severa.

 

A QUIEN AFECTA

Afecta aquellas personas con una descompensación metabólica de la diabetes, generalmente por altos índices glucémicos mantenidos. Sin embargo, también puede llegar a afectar a diabéticos de muy largo tiempo de evolución incluso estando bien controlados.

Dada la importancia de la prevención de la patología en personas diabéticas, son muy recomendables los exámenes visuales periódicos, así como un control estricto de los niveles de la glucémicos.

Otros factores que pueden influir en el avance de la enfermedad son la obesidad, el tabaquismo o el sedentarismo.

 

SÍNTOMAS

Durante las primeras etapas de la retinopatía dibética no se producen síntomas notorios. En ese sentido, únicamente puede ser detectada mediante un examen visual realizado por un profesional.

Una vez avanzada la enfermedad los primeros signos notorios son:

  • Manchas, puntos, “hilos de telarañas” oscuras flotando en la visión.
  • Visión borrosa.
  • Mala visión nocturna.
  • Percepción distorsionada de los colores.
  • Pérdida de la visión.

Destacar que es muy importante detectar la enfermedad antes incluso de notar los síntomas, pues en ocasiones pueden ser irreversible, y la detección temprana puede prevenir muchas complicaciones.

 

TRATAMIENTO

Una vez diagnosticada la Retinopatía diabética, existen diferentes tratamientos. En nuestro caso, el Dr. Quijada le recomendará el más adecuado para cada caso:

En función de la zona afectada (mácula o zona periférica) y del estado de avance de la enfermedad se aplica el tratamiento más efectivo.